Las tendencias globales obligan a los hospitales a la implementación y mantenimiento de programas efectivos para mejorar la calidad y seguridad de los pacientes. Actualmente existen diversos modelos y estrategias para hacerlo, sin embargo, el reto para las organizaciones es borde “ensamblar” todas estas estrategias para hacerlas coincidir hacia un objetivo común.

7 estrategias pueden ayudar a los hospitales en la implementación y mejora de la calidad y seguridad:

  1. Tomar en cuenta las evaluaciones externas para alinear los procesos organizacionales.
    Las evaluaciones externas generan confianza en terceros pagadores, pacientes, familiares y público en general. Estimula la mejora de la calidad y ayuda a alinear los procesos de trabajo.
  2. Priorizar de manera directiva y operativa el programa de calidad y seguridad.
    Las acciones de calidad y seguridad deben ser una prioridad en la práctica operativa dirigidas hacia todos los niveles de dirección del Hospital.
  3. Implementar y alinear sistemas de apoyo integrales para el programa de calidad y seguridad.
    En las organizaciones hospitalarias se implementan diversos sistemas de calidad como ISO, Distintivo H, Hospital seguro, Consejo de Salubridad (certificación hospitalaria) y Joint Commission International. El reto es alinear todos los esfuerzos de manera integral.
  4. Definición clara de responsabilidades para la implementación del programa de calidad y seguridad.
    Reclutamiento de personal con las competencias adecuadas. Desarrollo de competencias. Definición clara de responsabilidades dentro de los procesos de atención y apoyo.
  5. Implementación de guías de práctica clínica.
    Está demostrado que el aplicar guías de práctica clínica (medicina basada en evidencia) reduce la variabilidad en los procesos y aumenta la probabilidad de éxito en los procesos de atención al paciente. El reto no es tener guías de práctica clínica, el reto es aplicarlas.
  6. Definir sistemas de información dirigidos a la mejora.
    Diseñar e implementar sistemas efectivos que garanticen el adecuado registro, consolidación y análisis de información y que permita el establecimiento de aciones para la mejora.
  7. Implementación de mecanismos de evaluación interna (auditorías externas).
    Las auditorías y monitorización de procesos deben estar incluidas explícitamente dentro de las actividades periódicas y sistemáticas del programa de calidad y seguridad del paciente. Estas autonomías deben proporcionar información para la mejora de los procesos.

Dr. Bernardo Rea Ruanova *
Administración de Riesgos Clínicos
Grupo Mexicano de Seguros.

*Medico General.

 

Grupo Mexicano de Seguros S.A de C.V. se reserva el derecho de la información, imágenes, colores, diseño y logotipos utilizados en el presente boletín, por estar protegidos por los derechos de autor correspondientes, por los que se encuentra prohibida su utilización para fines distintos de los propuestos en el boletín.

 

CompárteloShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone