El dolor puede ser un síntoma de gran impacto en el paciente y su familia. Es un síntoma que el paciente refiere como prioritario en el tratamiento. Es por ello que la correcta evaluación del dolor se considera como un electo indispensable para una tratamiento eficaz. Los pacientes tienen derecho a una evaluación y manejo del dolor adecuado, lo cual solo se logra con una evaluación exhaustiva para identificar la influencias fisiológicas, psicológicas y ambientales en la experiencia del paciente.

La medición del dolor debe realizarse de forma regular y sistemática como parte de la evaluación rutinaria: al ingreso hospitalario, en la consulta de primera vez, en el preparatorio, en el postoperatorio, durante los procesos de alta y en la atención primaria y hasta que el dolor se haya controlado.

Es responsabilidad del personal de salud informar y educar al paciente en el manejo del dolor, incluyendo los procesos que acompañan a la analgesia, ya sea subdosis o efectos adversos.

La educación del paciente y la familia acerca de cómo medir su dolor de acuerdo a condiciones y edades diferentes requiere de escalas de evaluación avaladas para este fin, y de contar con personal de salud capacitado en la aplicación adecuada de estas herramientas.

La literatura médica propone medir el dolor con la escala numérica análoga (ENA), en donde el 0 significa no dolor y el 10 significa el dolor más intenso que el paciente ha experimentado; esta evaluación es muy conocida, sin embargo, hay otros rubros que las enfermeras deben identificar, valorar y registrar e informar:

  • Existencia de dolor de diferentes tipos: cólico, urente, punzante, agudo, sordo
  • dolor persistente, continuo, intermitente, incidental, etc
  • informar al médico tratante  de los cambios del patrón del dolor.

Es indispensable documentar en el expediente clínico el tipo de dolor, los periodos de aparición, intensidad y duración. De igual importancia es documentar detalladamente las causas del dolor y la terapéutica analgésica utilizada como dosis habitual y medicamentos de rescate.

Equipo Editorial
Meditips.com

CompárteloShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone