El ejercicio de la anestesiología es por si mismo una práctica de alto riesgo, lo que hace imperativo implementar guías y estándares que orienten al personal a seguir protocolos establecidos con el objetivo de reducir los índices de morbilidad y mortalidad.

La práctica anestésica es altamente estrenaste y de alto riesgo, esto puede  llevar a alguna omisión en cuanto a los protocolos de manejo de los pacientes, generando desviaciones en los procesos de atención lo que aumenta la probabilidad de errores. De manera estadística en los pacientes que se someten a una intervención quirúrgica programada contando con todos los protocolos de estudio se ha visto una tasa de complicaciones del 3 al 17% en la población general y una mortalidad del 0.5%. A comparación de los pacientes que ingresan a una cirugía de urgencia que presentan un rango de mortalidad de más del 12% en ciertos diagnósticos.

Debido a que se han identificado en los últimos años los factores de riesgo en los pacientes sometidos a anestesia se ha determinado la necesidad de un monitor básico al momento del acto anestésico.

La vigilancia y registro de los signos vitales durante el manejo anestésico es esencial. Afecta directamente el resultado de la misma, lo cual sugiere que esta vigilancia de los parámetros cardiorrespiratorio disminuye la incidencia de accidentes graves.

La anestesia es un proceso crítico que se extiende desde la evaluación pre operatoria hasta el tratamiento post operatorio de los pacientes en la unidad de recuperación post anestésica. Es en este lugar en donde se continúan los cuidados del paciente y se da el seguimiento al monitoreo de las constantes vitales, así como de las probables complicaciones que son más frecuentes durante el periodo postanestésico.

Es relevante que, en cuestión de cumplimiento normativo, haya un apego a los lineamientos para el cuidado pre, trans y post anestésico según la Norma Oficial Mexicana NOM 006 SSA 2011 para la práctica de la anestesiología.

El expediente clínico es el documento que permite disponer de un registro organizado del proceso de salud, enfermedad del paciente y de las medidas preventivas, curativas y de rehabilitación practicadas. Es información primaria que uniforma los criterios y procedimientos y toma como elementos básicos la oportunidad y la atención integral al paciente.

Dr. Luis Higgins Guerra**
Médico invitado.

Anestesiologo

CompárteloShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone